TE GUSTA LATINOAMERICA?


Aunque vivo en California hace casi cinco décadas, soy colombiano y también latinoamericano. Reconozco que la mejor forma de aclarar y después arraigar ideas en nuestra mente, es el debate. Desafortunadamente, no gozo de éste, pues para empezar, ni amigos paisanos tengo aquí; además, con los latinoamericanos que me junto con frecuencia, no se discute mucho el tema que aquí quiero mencionar. Aclaro esto, pues todo concepto que tengo, ha sido formado después de leer y ver y leer más, diferentes medios de prensa hablada y escrita… pero sin debatir; una desventaja para mi. Por las noches, sólo debato con mi almohada.

 CHAVEZ Y MADURO

 A raíz del tan nombrado proceso electoral del Domingo pasado en Venezuela, supimos que a través de su territorio, hubo un elevado número de lugares donde se reportaron tremendas irregularidades. La oposición al gobierno chavista está encendida y con razón, pues una vez más, hubo una campaña desequilibrada y abusiva, usando recursos del estado, para tomar ventaja. Toda esta injusticia, produjo resultados que se prestan a una gran duda: el régimen existente venció a Henrique Capriles por un ajustado margen, como estaba prematuramente planeado. Una mentira inmensa. Una patraña preparada. Una trampa inaceptable. Un engaño desastroso.

 El nuevo Presidente, Nicolás Maduro, el hijo putativo de Chávez, después de aceptar en televisión nacional un recuento de votos, como le exigía la oposición, se proclamó con mucha prisa el Lunes al final del día y ya el Martes, salió en público, con el puño arriba, gritando, intimidando e insultando, como le enseñó su embalsamado papá.

En su discurso, rehusó la auditoría de votos, la que había aceptado originalmente el día anterior, la que hubiera demostrado que el proceso había sido democrático. No solamente eso, prohibió cualquier marcha de protesta, programada por la oposición. Decisión totalmente autocrática, pues dichas marchas pacíficas son y han sido por décadas, una forma democrática reconocida mundialmente, de demostrar descontento, o de protestar.

 Creo que a Venezuela se le está acabando el tiempo. Cada día que pasa, Maduro se solidificará más y más, y sus seguidores en puestos claves del gobierno, adquirirán más confianza, para cometer atropellos contra el pueblo venezolano del lado opuesto. Me da pena decirlo, pero la historia nos ha enseñado que los gobernantes no deseados, se bajan a costo de sangre. Aunque no quiero esto, le deseo a nuestros vecinos, que resuelvan su problema de alguna forma, pero cuanto antes.

No me da rabia, ni cólera, ni desilusión, sino verdadero asco, la actitud de la comunidad internacional, especialmente la latinoamericana, al menos la de sus gobernantes, pues una vez más, han dejado a Venezuela sin el apoyo que tanto se hubiera necesitado, en este momento.

Hay una frase que me encanta y la que desafortunadamente, nunca supe quien se inventó: “Más duele el silencio de los buenos, que el daño que hacen los malos”.

Ya el ecuatoriano Correa y el boliviano Evo, lógicamente de primeros, después el Ortega de Nicaragua, la Cristina, acompañada del uruguayo Mujica, el Insulsa ese, secretario de la OEA y hasta los nefastos y mundialmente repudiados Kim Jong-un de Corea del Norte y Majmoud Ahmadinehad de Irán, han mandado mensajes de felicitación; la mayoría de ellos han anunciado que asistirán a la investidura del afortunado heredero. Allí los veremos, en compañía de muchos, muchos más, aplaudiendo como focas amaestradas, lamiéndole el trasero al Maduro ese, esperando de él, futuro apoyo político y a lo mejor, una que otra dádiva.

Al final, ahí seguirá por tiempo inmemorial el dictadorzuelo corrupto, rodeado de su ambiciosa camarilla de esbirros, imponiendo el modelo cubano/venezolano, usando recursos del estado para comprar adictos y seguidores, como ya han hecho por una década o más y enchufándonos el odioso socialismo del siglo veintiuno. Y Latinoamérica en silencio.

Pero lo que quería expresar aquí es diferente, pues a la hora de la verdad y siendo práctico, Venezuela me importa un bledo. Como colombiano, me duele que todo esto suceda y repito, me da verdadero asco, pues lo que este fenómeno conlleva, es que el patrocinio y soporte que todos estos nefastos personajes le dan a las FARC… continúa.

Rafael Ucrós, Cerritos, CA.  

rafael@rafacal.com  

Abril17, 2013

 

Categorías:ESCRITOSEtiquetas: , , , , , ,

1 comentario

  1. Excelente, Rafa; creo que la frase a la cual aludes, es de Antony de Melo; creo que la leí en uno de sus libros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: