CONTROVERSIA?


A propósito de la comunidad LGBT colombiana, ayer fue derrotada ampliamente, pues la  Plenaria del Senado no pasó el proyecto para aprobar o desaprobar el llamado “Matrimonio Igualitario” en una sesión muy rápida, es más, ultra rápida. Como bien sabemos, dicha unión fue recientemente aprobada, primero en Argentina y después en Uruguay, los únicos dos países en Suramérica, que reconocen el “Matrimonio Igualitario”.

Como sabemos (sabemos?), LGBT es la sigla del grupo compuesto por: Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero. Dicho grupo hasta tiene bandera internacional, la que lleva todos los colores, es decir, el arco iris; no se por qué, seguramente para indicar que es un revoltijo de todo.

Lesbians-lesbians-32403417-334-500

Sin ser un experto en el tema, quiero expresar la falta del enfoque apropiado del grupo de las Lesbianas y Gays, no sólo en Colombia, sino en todo el mundo, al hacer campañas en pro de su aceptación.

Pero quien soy yo, para criticar algo que sucede a nivel mundial?

Este es mi punto de vista.

 

Hasta algo así como el año 1970, más o menos, quedar embarazada en estado de soltería en Colombia, era motivo de escarnio, no solo para los padres de la pobre preñada, sino para su completa familia, incluidos abuelos, tíos, primos y hasta las muchachas de servicio de la casa. La solución inmediata era mandar la niña a parir a Madrid o Miami, donde la tía Carlota, para después, dar el desdichado vástago para adopción y resuelto el problema. Si la infortunada muchacha, o en su defecto sus padres, tenían muy profundos principios y se manifestaban contra esta clase de solución, pues Fulanita se quedaba a vivir en Madrid o Miami donde la tía Carlota, donde nadie la viera. Asunto resuelto.

 

Hoy en día, después de muchos años de metamorfosis, lenta pero tal vez justificada, estamos vacunados contra este fenómeno, por lo tanto nadie critica a Shaquira y Piqué porque viven en concubinato y además, tuvieron su niño Milan. Para empezar, ella vive por allá, de manera que si alguien la hubiera criticado, no hubiera tenido ni que viajar. Es más, no me arriesgué a hacerle una búsqueda de Google a la palabra “concubinato”, pues seguro que la RAE ya la removió de su diccionario.

 

La misma transformación lenta, ha tomado efecto con las Lesbianas y los Gays. Creo que el fuerte rechazo hacia ellos, ha disminuido considerablemente en los últimos veinte o treinta años, hasta el punto de que hoy en día, nos resbalan. Por lo menos a mi, que vivo por tantos años en los Estados Unidos, no me molestan. Me resbalan. No condeno a nadie. Cada uno hace lo que quiera con su vida y si ya ellos se libraron de aquellos primeros destellos de vergüenza sufridos cuando salieron del closet, allá ellos. Como dice un buen amigo mío, “cada uno puede hacer de sus nalgas un candelabro”. Me parece maravilloso que vivan su vida conyugal en privado como cualquier pareja; además, leo que en este momento, gran parte de la población heterosexual piensa de la misma manera. Eso si, quiero enfatizar mi posición con respecto a la mentada adopción, especialmente llevándose a cabo, de dos hombres, hacia una criatura, niñito o niñita. A esta le doy un enfático NO ! ! Pero eso será para exponerlo y discutirlo otra vez, pues requeriría mucha tinta. Acabé el capítulo de las Lesbianas y los Gays.

Mi definición de los Bisexuales, después de informarme mediante escritos, es: el grupo que le entra a lo que haya disponible a la mano, en la tarde o la noche, hombre o mujer, donde sea, no importa. Lo importante es tener  más y más sexo, como decimos en mi tierra, pichar cuanto sea posible. En mi opinión, totalmente reprochable, criticable e inadmisible. Sujetos que permiten que sus cuerpos manden sobre sus mentes. Promiscuidad llevada al último extremo. Acabé el capítulo de los Bisexuales.

Leo que los Transgénero, palabra medio rara, tienen variadas categorías:

Primero, los hombres, que son básicamente homosexuales desde muy jóvenes, quienes se someten a un procedimiento quirúrgico mediante el cual se les hace un implante de busto, o sea tetas, pero además, tienen tremendo pipí. Algún porcentaje de ellos, podría estar fuertemente influenciado por desórdenes sicológicos. Entiendo que un alto porcentaje de estos, se dedica a la prostitución.

Segundo, los hombres y mujeres, quienes se someten a procedimientos quirúrgicos complicados y muy costosos, mediante los cuales se les reemplaza el órgano sexual, por el del sexo opuesto, incluido el consabido implante de busto a los hombres; de nuevo, un porcentaje de ellos, podría estar fuertemente influenciado por desordenes sicológicos radicales.

Los primeros, como que repudiables, los otros, graves casos clínicos, sicológicos o siquiátricos, que necesitan ayuda del sistema gubernamental o familiar. Acabé el capítulo de los Transgénero.

En resumen, el enfoque equivocado de las Lesbianas y los Gays, radica en que en su afán de incrementar sus porcentajes de membresía, tratando de completar un grupo respetable en tamaño, muy seguramente para conseguir mayor aceptación de la población heterosexual en general, se unen y navegan bajo la misma bandera de la comunidad LGBT, la que incluye Bisexuales y Transgénero. De lo que no se dan cuenta ellos, es de que estas sub-culturas, en vez de ayudarlos, los perjudican enormemente. Este par de grupos, nunca serán aceptados ni reconocidos. No faltaba más.

Volviendo a la Plenaria del Senado de Bogotá, a la media tarde del Miércoles, al alcanzar la mayoría requerida para frenar el proyecto, el secretario de la corporación leyó el resultado: 51 votos en contra de la iniciativa y solo 17 a favor; siete miembros no pudieron votar y 30 estaban ausentes (no nos olvidemos que estamos en Colombia). La votación, así como el debate, se llevaron a cabo en menos de dos horas; conclusión, se hizo rapidito.

El efecto directo de la determinación del Congreso es que desde el 21 de Junio, cualquier pareja del mismo sexo, podrá llegar donde un notario o un juez civil, para pedir que se “solemnice su unión”. Aunque ese trámite no se llamará matrimonio -la Corte dejó en firme la definición de matrimonio, como la unión de un hombre y una mujer-, sí tendrá todas las implicaciones jurídicas y legales que esa figura implica para las uniones heterosexuales.

Cuándo se implementará el tal “Matrimonio Igualitario” en Colombia? Creo que faltan varias décadas.

 

Rafael Ucrós

Cerritos, California

Abril 25, 2013

Categorías:ESCRITOS, TEMAS

1 comentario

  1. EXELENTE LO DEL CANDELABRO,PUESTO QUE PONE EL CONCEPTO DE LIBERTAD COMO UN PRINCIPIO BASICO DE CONVIVENCIA……………………CORDIAL SALUDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: