DESASTRE SOBRE “CERRITOS”


A propósito del avión de Malaysia Airlines, del que todavía no hay vestigios después de cuatro días de desaparecido, me acordé de que el Domingo, 31 de Agosto de 1986, me encontraba poco después de medio día sobre el techo de mi casa, con un contratista, discutiendo detalles de mi obra de ampliación, la que empezaría días después. Esta remodelación, se convirtió en lo que es hoy en día, mi oficina. Era el fin de semana de “Labor Day”; mi esposa se encontraba en Colombia, trayendo de vuelta los niños, que terminaban sus vacaciones.

Un vecino desde abajo, me gritó: Ya oyó del accidente?

No le contesté−,a que se refiere?

El procedió a informarme, que un avión de aerolínea se había estrellado en un área residencial, no lejos de donde vivo. Al mirar en la dirección que él me indicaba, vi una enorme columna de humo negro que se extendía hacia el cielo. Sentí un escalofrío. Terminé con brevedad mi asunto de construcción y me bajé, tomando mi auto, para dirigirme hacia el sitio del siniestro. Cuando arribé al área donde calculé que había sucedido el hecho, siguiendo la  mencionada columna de humo, encontré todas las calles bloqueadas, pues este había ocurrido a las 11:52 am y ya había transcurrido casi una hora.

3 2

Aunque parqueé en algún sitio cercano y traté de aproximarme más para satisfacer mi curiosidad, confirmé que los cientos de unidades de rescate de la Policía, Cuerpo de Bomberos y personal de Primeros Auxilios, inundaban el lugar, debido a la inminencia del mucho trabajo por hacer.

9

Se habían usado miles de metros de cinta plástica amarilla, para acordonar varias manzanas, precisamente con el fin de disuadir curiosos, que como yo, llegaban por millares. La mezcla de humo y ceniza en el aire y un olor indescriptible y repelente, así como el escándalo de muchas sirenas, enmarcaban el aterrador cuadro. Los consternados vecinos, quienes acudieron por miles hasta donde se les permitía, deambulaban por el lugar, repitiendo sus historias de cómo se habían enterado y que habían visto. Pero al final… no llegué a ver nada, pues no permitían el paso.

Screen Shot 2014-03-10 at 7.52.17 PMScreen Shot 2014-03-10 at 7.52.42 PMScreen Shot 2014-03-10 at 7.53.13 PMScreen Shot 2014-03-10 at 7.53.41 PMSecuencia fotográfica, mostrando al DC-9, en camino al macabro impacto con tierra.

Éste, después de casi 28 años, se considera como el día más trágico, en la historia de mi ciudad, Cerritos, en California. Pero durante las semanas siguientes, los habitantes de la tranquila comunidad, junto con las autoridades de la ciudad, se unieron en un tremendo esfuerzo, para afrontar esa tragedia que afectó la vida de tantos.

William Kraemer había salido del aeropuerto de Torrance hacía media hora, piloteando su Piper Cherokee, con sus dos compañeras de viaje, su hija Caroline, de 19 años y su esposa Katherine, dirigiéndose hacia el nordeste, rumbo a Big Bear, localidad montañosa cerca de Los Angeles. Kraemer tenía una experiencia limitada de 231 horas de vuelo.

Alrededor de las 11:45 de la mañana, el avión DC-9 de Aeroméxico, volando de este a oeste, comenzó su rutina de descenso, con su destino final siendo el aeropuerto de Los Angeles. Su piloto, el capitán Antonio Valdez Prom, de 46 años, tenía 4.632 horas de experiencia de vuelo en ese tipo de avión y un total de 10.641 horas de vuelo en su carrera como piloto.

2

1

A las 11:52, la Piper fue arrasada por el alerón horizontal de cola del DC-9, el que literalmente “cercenó” la cabina de la avioneta, decapitando a sus tres tripulantes. La avioneta se precipitó a tierra en espiral, cayendo en los campos de deporte de una escuela cercana, Cerritos Elementary School, a media milla de distancia. Es curioso anotar, que la avioneta, como ven en las fotografías, no se desintegró, ni explotó en pedazos, excepto la parte superior de la cabina, estaba cortada horizontalmente. Los cuerpos de la familia Kraemer, se hallaron mutilados, todavía con los cinturones de seguridad puestos.

8

El DC-9, sin las alas ni el alerón vertical de atrás, se invirtió y empezó su patética caída hacia tierra, casi verticalmente; el ángulo de caída fue como de unos 30° con la vertical. Si este ángulo hubiera sido bastante mayor, el daño ocasionado en tierra hubiera sido peor. Para hacerlo más comprensible, la enorme aeronave, perdió su elemento estabilizador, “la cola”, lo que la dejó a la deriva. En menos de un minuto, la aeronave cayó a tierra sobre cuatro casas, explotando en el momento del impacto, destruyendo un total de once y causando gran daño a otras siete más.

3

Los escombros, incluyendo no solo encorvados fragmentos metálicos de la aeronave, sino también múltiples partes y restos humanos, se esparcieron formando un macabro escenario, por dos cuadras enteras; chispas resultantes del golpe, crearon varios incendios, que contribuyeron al horror del momento.

5Esta fotografía muestra la avioneta Piper y alerón horizontal de cola del DC-9, días después, siendo investigados en el aeropuerto de Long Beach.

El total de vidas perdidas fue de 64 ocupantes del avión, incluidos sus 6 tripulantes, los tres ocupantes de la avioneta y 15 personas en tierra, un total de 82 personas. Además de esto, se reportaron ocho heridos de gravedad en tierra.

No quiero explicar todas las ramificaciones de la investigación que siguieron al accidente, pues son un poco confusas, técnicas y monótonas y para ser franco, entendí sólo parte de ello. A grandes rasgos, se llegó a demostrar la culpabilidad de Kraemer, el piloto de la Piper Cherokee, quien seguramente por falta de experiencia, sin autorización previa de la torre de control del aeropuerto de Los Ángeles, invadió el espacio aéreo (TCA) de los múltiples aviones que vienen en línea, a aterrizar en uno de los aeropuertos con más tránsito en el mundo. LAX maneja cerca de 1500 vuelos diarios.

La parte positiva, si se le puede llamar así, es que este siniestro impulsó multitud de cambios en la tecnología del Control de Tráfico Aéreo, los que han contribuido a que este haya sido el último “impacto en el aire entre dos aeronaves”, en Estados Unidos, desde ese entonces.

air_disaster_memorial_1 7Esta fotografía muestra un solemne memorial que se creó como lugar de descanso y reflexión, conmemorativo del trágico suceso, en el “Jardín de Esculturas de Cerritos”.

Para terminar, este enlace muestra un documental de 45 minutos, magníficamente producido por Discovery Channel, narrando pormenores de esta tragedia, donde se usan tomas de video, reportajes e historias originales. Sé que es un poco largo, pero te lo recomiendo pues en mi opinión es informativo e interesante, aunque también patético, trágico y aterrador… pero estas cosas pasan.

https://www.youtube.com/watch?v=u71PDpIi5jk

 

Rafael Ucrós

Cerritos, California

Marzo 11, 2014

Categorías:ESCRITOS, TEMAS

4 comments

  1. Impresionante accidente.Siempre me ha aterrado la responsabilidad que cargan sobre sus hombros los controladores aéreos, aun con la ayuda, supongo, de una tecnología muy avanzada. Es sorprendente la capacidad de manejar tantos vuelos aproximando y despegando a la vez de un aeropuerto!!
    En algún momento veré el documental del Discovery Channel.

  2. Muy interesante aunque desgarrador tu artículo, a propósito tu sabes que ha pasado con el avión de Malaysia Airlines, por estos lares no han vuelto a mencionar nada, tenaz que uno desaparezca de una forma tan trágica y no se sepa que pasó y ni siquiera quede rastro alguno de lo ocurrido. No es verdad? Un abrazo

    MARGARITA GÓMEZ VÉLEZ G ASESORA ARITA GÓMEZ VÉLEZ sesora Inmobiliaria

  3. Excelente artículo, aunque muy triste y trágico. Me recuerda también un incidente similar que ocurrió en Bogotá, como a 2 cuadras de la casa en 1988 (creo). Luis iba en camino para la casa cuando vio pasar el avión por encima y pensó: “ese está raro, no está volando normal” y enseguida se vino en picada, cayendo a pocas cuadras de la casa. El avión lo estaban ensayando después de haber pasado todas las pruebas mecánicas en tierra; iban el piloto y el mecánico (no recuerdo bien) pero creo que ambos murieron y no hubo más heridos graves, aunque cayó sobre un par de casas. Yo estaba en cama pues acababa de salir de una cirugía y mi mama y Leonor estaban visitándome. Ellas vieron por la ventana y escuchamos el ruido del impacto. Prendimos la TV y unos minutos después estaban pasando la noticia por TV; el primer “pato” que entrevistaron del Noticiero? Si, adivinaste, Luis; comentando lo que había visto, dónde estaba cuando vió pasar el avión y dando todos los pormenores del incidente a todos los noticieros que iban llegando. Ese fue su “cuartico de hora”  La tomadera de pelo de toda la familia después, ya te puedes imaginar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: