EL EXITO


 james-bond-car-1

Duermo mal, tal vez porque hace mucho, mis horarios están más desordenados que salida de kindergarten. Especialmente los días que monto en bicicleta, pues en éstos, la siesta de hora y pico al llegar a casa, no es una opción sino una imposición. Dicho merecido descanso, influye directamente en mi rutina nocturna.

Esto me desvela. Poco después de la primera hora de voltear y voltear, la reunión solitaria y silenciosa entre mi cuerpo y mi mente, me da la oportunidad, o mejor, me obliga a <<desmenuzar>> mi vida despiadadamente, tratando de analizar gran variedad de temas, relacionados con sucesos de mi pasado y muy a menudo también, de mi presente.

Anoche pensé que sería interesante buscar e investigar, cómo  puede un ser humano, establecer si ha tenido éxito en su vida. Me gustó el reto, pero lo afronté temeroso. Deseaba localizar donde estaba yo. Pensé, podré talvez medir o calibrar mi posición?

Para empezar, necesitaba definir éxito, lo que considero muy subjetivo, por lo tanto renuncié a la responsabilidad de hacerlo por mí mismo; por lo tanto, busqué ayuda.

Le consulté a un conocido mío, al señor Magallanes, economista muy respetado.

Después de esperarlo un tiempo, le pregunte:

−Como mediría usted el éxito?

−Para medir algo, −me contestó− necesitas un patrón de medida. En mi opinión, necesitas una regla de madera, la que vas a rayar, de manera que cada una de las marcas, representa un millón de pesos. Así, si dicha regla te muestra diez rayas, estás en los diez millones, por lo tanto, has tenido éxito en tu vida. Hasta con cinco rayas, te puedes catalogar como exitoso.

Salí cabizbajo y francamente, dudando mucho de sus conocimientos, aunque dicen que él ha logrado el éxito. Viejo pendejo. Su concepto ni me convenció, ni me gustó.

Pero estaba decidido a encontrar una respuesta. Pensé en el amigo adinerado de mi círculo de amistades, ignorante, bastante tacaño y además hacendado, a quien pregunté:

−Rómulo, como mides el éxito?

−Para medirlo, necesitas hacer un escrutinio de tus bienes . . .  −no lo dejé continuar, pues en realidad, no confiaba en él.−

Necesitaba ayuda de inmediato; quería resolver mi problema.

Elmer era un fracasado, según todos; nunca tuvo un peso, pero principalmente, no tenia familia, ni mucho menos amigos, pues huraño, si era. Tuvo una vida muy vacía desde su infancia y cuentan que cuando niño, lo matoneaban en la escuela por su temperamento dócil. A pesar de esto y no sé por qué, era respetado por su sapiencia.

−Elmer, le pregunté, como mides el éxito?

−Muy sencillo −contestó−, para medir algo, necesitas … −lo interrumpí de inmediato−.

−No quiero oír de dinero o propiedades; no hay algo más? −increpé−.

−Si, por favor, dejadme continuar, −respondió pacientemente−, −para eso necesitas un patrón de medida, algo como una regla de madera.

−A ella, le vas a marcar una raya por cada familiar y amigo cercano que tengas. Escógelos bien, pues no van a ser muchos; confiar plenamente en ellos es esencial; deben ser realmente especiales, representativos; sólo incluye a quienes valores de corazón. Te repito, serán pocos. Además, marcarás algunas rayas adicionales por cada meta que hayas alcanzado, grande o pequeña. Selecciónalas bien; no incluyas metas <<casi conseguidas>> o <<mal establecidas>>. Debes haberlas apreciado mucho en su momento. Atención, no deben ser metas económicas, deben ser triunfos significativos y valerosos, especialmente por los obstáculos que tuviste que enfrentar para lograrlos.

−Amigo, −concluyó−, sigue estas instrucciones al pie de la letra. Tu conciencia te revelará, de acuerdo con tu inventario de rayas, si has tenido éxito en tu vida. Además, si cuando te vayas todos te recuerdan, esto confirmará que lo haz tenido.

Le agradecí y concilié el sueño rápidamente.

 

Rafael Ucrós

Cerritos, California

Marzo 10, 2015

 

.

Categorías:ESCRITOS, TEMAS

2 comments

  1. EXITO

    Con origen en el término latino exitus (“salida”), el concepto se refiere al efecto o la consecuencia acertada de una acción o de un emprendimiento. Su raíz se hace más o menos evidente según el contexto en que usemos esta palabra, ya que muchas veces expresa “sobresalir”, “salir por encima de la competencia”, “salir de la oscuridad del anonimato“.

    Lee todo en: Definición de éxito – Qué es, Significado y Concepto http://definicion.de/exito/#ixzz2XtUNQA9F

    Tomando esta potencial definición, me atrevo a comentar en lo personal ” ni es el dinero ni las posesiones materiales”las que lo determinan, sino más bien es la condición personal en que me pueda identificar en un momento dado, es decir, lo que para mi es ÉXITO, para otro puede significar FRACASO. Lo importante es tener claro los objetivos que nos trazamos a lo largo de nuestra existencia e identificarnos plenamente con ellos y observar como los que nos rodean nos manifiestan con su actitud que hemos llegado a lograrlo.

    Para entender esto mejor y poder conciliar el sueño, lo siguiente

    No abandones

    No abandones las ansias,
    de hacer de tu vida algo extraordinario.
    No dejes de creer, en que las palabras
    y las poesías, sí, pueden cambiar el mundo.

    Pase lo que pase, nuestra esencia está intacta, somos seres llenos de pasión.

    La vida es desierto y es oasis.
    Nos derriba, nos lastima, nos enseña,
    nos convierte en protagonistas
    de nuestra propia historia.

    Aunque el viento sople en contra,
    la poderosa obra continúa:
    tú puedes aportar una estrofa.

    No dejes nunca de soñar,
    porque sólo en sueños
    puede ser libre el hombre.

    Valora la belleza de las cosas simples.
    Disfruta del pánico que te provoca,
    tener la vida por delante. Atrévete.
    Vívela intensamente, sin mediocridad.
    Piensa que en ti, en el futuro,
    y encara la tarea,
    con orgullo y sin miedo.

    No permitas que la vida,
    te pase sin haberla vivido.

    Publicado por R. Rodher

    P.D: Seria importante Debatirlo con el Sr Magallanes, compartirlo con el Sr Romulo y comentarlo con el Sr Elmer

  2. Si bien es cierto que me gustaria comentarlo con el Sr. Elmer, no estoy totalmente de acuerdo, pues sabemos que el dinero tambien es indispensable para adquirir las cosas necesarias y tener la tranquilidad de poder cumplir con los compromisos economicos de la sociedad en que vivimos: vivienda, comida, transporte, recreacion, y especialmente Dios, familia y amigos, etc. Definitivamente el Sr. Magallanes y el Sr. Romulo estan fuera del tiesto, pues aunque necesario, el dinero no esta por encima del los valores que acabo de enumerar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: