EL “SANTO ECCE HOMO”.


DSCN1474

Definitivamente, uno de los destinos obligados cuando visites Villa de Leyva, es el antiguo monasterio Santo Ecce Homo, un sitio único, donde además de poder admirar la arquitectura eclesiástica española del siglo XVII, encontrarás también un lugar donde, lejos de las grandes urbes, podrás relajarte, aprender y meditar, desconectado de la algarabía diaria. A sólo 15 kilómetros del pueblo, atrae gran cantidad de visitantes y es parte de los monumentos declarados Patrimonio de la Nación.

DSCN1379

DSCN1400

.

El monasterio fue fundado por los dominicos el 15 de marzo de 1620, un Domingo de Ramos, como centro de evangelización y casa de reposo, donde se pudieran recluir los frailes de edad avanzada, con un clima benigno y a los menores costos, localizado en un apacible, solitario y semidesértico valle. A principios de dicho siglo, los frailes dominicos iniciaban su trabajo como misioneros en la región; 20 años después les fue concedido el terreno.

DSCN1396

DSCN1389

.

La similitud de los paisajes de la región con algunos parajes de Castilla y Andalucía y el clima tan particular, se convirtieron en un factor importante para la elección del lugar.

DSCN1383

DSCN1380

.

Conventos como éste son escasos, pues generalmente se construían en las ciudades en grandes áreas de terreno, donde se incluía el huerto y un solar para la manutención de los animales domésticos.

DSCN1382

DSCN1385

.

Su construcción tomó 45 años, entre 1650 y 1695 y su arquitectura siguió los patrones establecidos por los españoles durante muchos años. Fue edificado en una ladera y consta principalmente de El Claustro, El Templo y El Cementerio.

DSCN1472

.

Entrada principal.

DSCN1384

.

Aquí vemos al lado izquierdo de la entrada principal, el acceso al Cementerio, a través de una hermosa portada con el escudo de la comunidad.

DSCN1387

DSCN1388

.

Rodeando el gigantesco patio interior, vemos cuatro galerías con columnas monolíticas “dórico-toscanas” de elegante modulación espacial, que reflejan el arte mudéjar proveniente de Andalucía. Sus hermosos corredores, con pisos de ladrillo y piedra, contrastan con la blancura de las paredes e incluyen hermosos maceteros con diversas plantas y flores.

DSCN1409

DSCN1432

DSCN1410

.

Dicho patio está convertido hoy en día, en un hermoso jardín, el que aquí puedes admirar. Los 18 frailes que allí habitan, son los encargados de su mantenimiento.

DSCN1426

.

El monasterio tomó el nombre del cuadro de Jesucristo llamado “Santo Ecce Homo” (He aquí el Hombre) que fue obtenido en un saqueo a Roma en 1527 y traído a la Nueva Granada por el soldado español Juan Mayorga.

DSCN1440

.

El trazado general se hizo con los planos dibujados “a mano alzada” por los padres Prior Fr. Juan de Castro Rivadeneira y Esteban Santos, aunque diferentes maestros y arquitectos trabajaron a lo largo de los 45 años de su construcción. La escasez de ladrillo en la región obligó a utilizar piedra en su fabricación, lo que explica la apariencia dura de la arquitectura exterior del convento.

DSCN1457

.

En el interior todos los muros son pañetados y pintados de blanco; en el exterior por el contrario los muros están parcialmente al descubierto, mostrando su fabricación de ladrillo y piedra. Los marcos de puertas y ventanas son de madera con barrotes en hierro o madera. Los pisos del templo y los corredores del claustro son de ladrillo y tablón cocido.

DSCN1412

.

El Templo hace parte del conjunto original del Convento actual, donde todavía se imparten los sacramentos y se celebran ritos litúrgicos, invitando al recogimiento espiritual de los fieles.

DSCN1413

DSCN1419

.

El Campanario y el Coro se ubican al final de una escalera de 28 escalones de piedra, de casi dos metros de ancho.

DSCN1456

.

En la parte superior de la nave central, el Coro es el lugar donde varios frailes acompañan con sus cantos la celebración eclesiástica, leyendo de libros antiguos de gran tamaño.

DSCN1453

DSCN1454

.

El Museo, expone una pequeña colección de gabinetes, crucifijos, estatuas y otros objetos litúrgicos de la época.

DSCN1414

.

El Salón de Ornamentos antiguos, muestra diversas piezas textiles en cada uno de los colores destinados al oficio divino, de acuerdo al tiempo litúrgico: morado, blanco, rojo, negro, verde y amarillo. Predominan las sedas, el terciopelo, el satín, con randas y cordones, así como hilos y apliques metálicos en muy finos bordados.

DSCN1417

DSCN1418

DSCN1416

.

El Salón de Atuendos Nativos, exhibe tejidos y mantas fabricados de acuerdo a las variaciones del clima local, atuendos dedicados a la vida cotidiana y ocasiones ceremoniales. Están acompañados de elementos accesorios, como bolsos, gorros, zapatos, etc.

DSCN1422

.

El salón de Elementos del Agro, exhibe una variada gama de herramientas y utensilios rudimentarios, elaborados de madera, hierro, piedra y fibras vegetales, los que eran utilizados por los indígenas para las labores agrícolas allí desempeñadas, así como varias vasijas de barro, destinadas a los quehaceres diarios.

DSCN1429

DSCN1428

DSCN1430

.

La típica celda de un fraile, denotaba la sencillez de la vida conventual, reflejada en el descanso en una cama, la oración en un ambiente íntimo y recogido, la reflexión apoyada en la lectura y el estudio, además de la mortificación con los cilicios, para alejar las pasiones del cuerpo, refrenando la voluntad.

DSCN1433

DSCN1436

.

El Comedor o Refectorio, reunía a la comunidad para bendecir los alimentos y agradecer a Dios por ellos, así como para rogar por la renovación de fuerzas para el trabajo por venir.

DSCN1438

.

“Bebe para vivir; no vivas para beber”.

DSCN1439

.

LA ORACIÓN EN EL HUERTO.

Anónimo, Siglo XX  (Escultura moldeada en resina policromada).

DSCN1441

DSCN1447

.

Pieza de piedra grabada con la historia de la fundación del Monasterio.

DSCN1451

.

En 1910 se restauró la vida conventual y desde el año 1959 el convento se destinó para realizar retiros espirituales, convivencias y hospedaje, para lo que se añadió un Nuevo edificio para dichos servicios. Este, ubicado a unos cien metros del Monasterio en sí, es espacioso y de sobria construcción.

DSCN1464

DSCN1465

.

Consta de más de una docena de habitaciones, además de un salón de conferencias, de una capilla, cocina y servicios.

DSCN1462

DSCN1461

.

Este rústico puente, añade belleza y personalidad al lugar.

DSCN1466

DSCN1467

.

Al fondo, la Casa Cural, construida en la misma época, se encuentra cerca de la portada principal del Monasterio. Los muros exteriores de color ocre rojizo, lo destacan del resto del conjunto y le dan un carácter único. Está rodeado así mismo de hermosos jardines y un sencillo pero hermoso altar, situado al frente de la casa.

DSCN1390

DSCN1394

DSCN1398

DSCN1401

.

A la salida y de izquierda a derecha, las banderas de Colombia, de la Comunidad Dominica, del Vaticano y de La Virgen, te dan la despedida.

DSCN1473

.

Pero el Monasterio sigue siendo el mismo: misterioso, silente y aún más encantador. Es una fortaleza medieval que se impone ante un valle de agradable temperatura y vientos que llevan y traen historias de 1620.

En sus antiguas y gruesas paredes se esconden secretos; por sus pasillos parecen pasar siluetas de monjes de clausura que recorren despaciosamente el empedrado y en su enorme solar, enigmáticos indígenas y tímidos mestizos convertidos… aran la tierra. La sonora campana convoca a la misa dominguera y es entonces cuando aparecen de la nada decenas de hombres, mujeres y niños adoradores del Santo Ecce Homo, el Cristo que reivindicó su fe.

En el convento han quedado imborrables huellas prehispánicas. Rastros del aporte indígena, la evangelización, la guerra, la propiedad privada y el poderío religioso que permitió retornar a la comunidad de los Dominicos la valiosa construcción, la que pasó de mano en mano, por muchos años.

.

Información de la red y de notas propias, tomadas durante mi visita en Enero de este año.

Todas las tomas fotográficas, son de mi autoría.

.

Rafael Ucrós

Cerritos, California

Mayo 1, 2016

.

Categorías:ESCRITOS, TEMAS, VIAJESEtiquetas: , , ,

2 comments

  1. Esto me trae tal cantidad de recuerdos desde que estaba de 5 o 6 años, la primera vez que recuerdo cuando mi papá me llevó a La Rosita, que es igual al monasterio de Santo Ecce Homo, y al hotel El Duruelo; la misma construcción del estilo español de la época de la conquista. La casa de la 13 en Bogotá también tenía algo de ese estilo, y me gusta mucho. La narración está muy nutrida y muy completa, incluyendo la parte histórica. Mil gracias por tan excelente trabajo, primo. Abrazos!

    • Cierto que la casa de la 13, como todas las de su época, tenían el sabor de la construcción española, que tanto se veía en Bogotá a principios del siglo XX, así como también mucho antes de eso.
      Love Pati

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: